Nosotros

Creemos que “el quiénes somos aquellos que estamos detrás de esta revista” carece de importancia, o, al menos, no es algo indispensable para que se tome en serio a Muzan. No se engañen, no se trata de falsa modestia, tenemos la firme convicción de ser los únicos capaces de tomar las riendas de un proyecto de estas características. Es por ello que nos aventuramos a llevarlo a cabo. Lo que queremos dar a entender cuando decimos que el conocimiento de nuestras identidades es irrelevante es que Muzan es un proyecto que camina por sí mismo, no depende ni se sustenta en nombres, sino en lo que verdaderamente importa: los textos.

Ustedes pueden creer que nuestro anonimato se debe a cierto temor a ser enjuiciados por algunos comentarios o textos fuera de lugar (que puede que lo haya más adelante) o a cierto «pánico escénico» en nosotros, la verdad puede que tengan algo de razón.

En tal sentido, para evitar un diálogo sordo entre ustedes (lectores) y una “Revista Muzan”, ignoraré todo lo que he dicho antes y les daré algunos datos acerca de nosotros: Somos un pequeño grupo de estudiantes de Literatura con algo de espíritu si se quiere. Tenemos demasiadas ansias de abofetear (cuando menos) a la anquilosada pseudo-intelectualidad que se atrinchera en la academia. Nosotros somos libres como los delfines (a uno de nuestros editores le gustan los delfines) que retozan en el Atlántico, aunque como ellos también nos hallamos en peligro, sitiados por las convenciones: Muzan no es nuestra manera de escapar de ello, sino una forma de hacerle frente.


Atentamente los editores (¿?)

  • Alejo
  • Aurelio
  • Dasein
  • Tsutomu